martes, 20 de mayo de 2008

DESARROLLO DEL TURISMO EN REPUBLICA DOMINICANA

Desarrollo del turismo en Republica Dominicana
Desde el punto de vista del desarrollo turístico, la liberación económica ha servido a los intereses de la República Dominicana. Otros sectores de exportación de la economía, incluyendo las zonas francas y las exportaciones tradicionales de agricultura y minería, se han servido también de esta liberación económica. En este momento, la República Dominicana y su industria turística en particular, operan en un régimen de comercio altamente liberalizado.

El turismo en la República Dominicana (RD) ha permitido que el desarrollo de las exportaciones se haya convertido en una historia exitosa. En términos de desarrollo económico, y específicamente del desarrollo turístico, la República Dominicana es un ejemplo para la región del Caribe, para Latinoamérica y el mundo. El Gobierno Dominicano apoyó directamente los inicios del desarrollo del turismo, proporcionándole incentivos al sector privado para que tomara la iniciativa y gradualmente hiciera el traspaso de esta industria al mercado.

El director ejecutivo de la Comisión Presidencial terminó sus palabras enfatizando que “la conexión entre el desarrollo turístico y un plan de desarrollo humano de la comunidad—particularmente una comunidad libre de la miseria de la pobreza, es una “buena práctica empresarial” en el sector turístico.”
Gagain llamó a los oficiales electos a entender que un buen gobernante no es para “procurar servicios y proveer asistencia”, mientras un mal gobernante “…hace lo mismo pero cobra a la gente”. Manifestó que el nuevo rol del gobernante en la República Dominicana debe ser “cuidar los recursos del Estado como si fuera un empresario con su propio dinero de su pequeña empresa” y del mismo tenor, “ayudar a enriquecer su pueblo pobre con el poder otorgado por él”.

En representación del Secretario de Turismo, quien se encontraba en Europa durante el Taller, el Lic. Luís Manuel Pacheco, Coordinador Técnico de la Secretaría de Estado de Turismo (SECTUR) resaltó que “para tener turismo en El Seibo y que este contribuya a lograr los Objetivos del Milenio, necesitamos fomentar la cooperación entre los sectores público y privado con el fin de que se establezca la infraestructura necesaria y apoyar ámbitos como el ecoturismo, el turismo comunitario, náutico, el turismo rural y la producción de artesanías auténticas.”

Pacheco manifestó que la SECTUR esta totalmente dispuesto de ayudar al pueblo seibano a desarrollar sus polos turísticos y consideró que el Taller fue una buena oportunidad para determinar la visión del pueblo michense y seibano en términos de que tipo de desarrollo turístico quieren, e informó que esta falta de visión ha sido uno de los mayores obstáculos para el desarrollo del sector en la provincia
La Legislación en Materia Turística

El auge y desarrollo del sector turístico en la República Dominicana no se puede atribuir solamente a la belleza de sus paisajes, ni a la construcción de la infraestructura necesaria para su desarrollo. Era imprescindible otorgarle al sector una serie de facilidades, contenidas en leyes de incentivo que garantizaran su rápido crecimiento. La Ley 153 de 1971 sobre Promoción e Incentivo al Desarrollo Turístico puede considerarse como el pilar en el desarrollo de este sector.

En la actualidad se mantiene parte de esta legislación, pero a partir de la promulgación del Código Tributario fueron derogados aspectos muy importantes de la misma.
Es bueno señalar que dicha Ley ha cumplido su misión en este proceso, y que el sector turístico ha conseguido el grado de madurez necesaria para continuar su desarrollo y mantener su competitividad, sin necesidad de ella.

Las leyes de incentivo al turismo antes de la entrada en vigor del Código Tributario
La ley 153 de 1971 sobre Promoción e Incentivo al Desarrollo Turístico.
Esta Ley sentó las bases definitivas para el desarrollo del turismo en la República Dominicana. Con ella, y tal como lo establecía su artículo 1, se pretendía un proceso acelerado y racionalizado del desarrollo de todos los factores que inciden en la industria turística.

Dentro de estos factores se establecía una lista, aunque no limitativa, de proyectos con vocación de beneficio, que incluía a hoteles, moteles, condominios, apartahoteles, áreas de zonas francas, y clubes deportivos, entre otros. Pero en su artículo 4 se establecía que no se beneficiaban de esta Ley las operaciones de simple compra y venta de terrenos en zonas turísticas.

Los incentivos fiscales que otorgaba la Ley 153 de 1971 durante 10 años a las personas físicas o morales radicadas en el país que invirtieran en este sector, ya sea mediante inversiones en capitales nacionales y/o capitales extranjeros registrados de conformidad con la Ley 251 de 1964 y sus modificaciones, o con préstamos en moneda nacional o divisas registradas, eran los siguientes:

La exención del 100% del impuesto sobre la renta; a partir de la Ley 71 de 1986 se dispuso que la inversión o reinversión de las rentas o utilidades no podían exceder anualmente por el conjunto de tales incentivos del 50% de su renta neta imponible. Esta disposición fue nuevamente modificada por el Reglamento 407 de 1988; Las exenciones de impuestos sobre la construcción, la constitución de sociedades comerciales o aumentos de capital, de impuestos nacionales y municipales de patentes y espectáculos públicos;
La exoneración del 100% de los impuestos y derechos de importación y demás gravámenes conexos, incluyendo arancel, impuestos unificados y los de consumo interno sobre los artículos no asequibles en calidad y precios competitivos, de fabricación nacional.
Igualmente se otorgaban otras facilidades como la posibilidad de recibir financiamiento, la garantía de repatriación de las divisas por concepto de amortización de capital e intereses, y la seguridad de un suministro de divisas para importaciones, entre otras.
Para optar por estos beneficios se exigían requisitos como la presentación de un anteproyecto arquitectónico y de ingeniería, estudios de factibilidad económica, permisos municipales y de Planeamiento Urbano.

La aplicación de esta Ley estaba a cargo del Directorio de Desarrollo Turístico, y la fiscalización y control era realizada por la Dirección General de Turismo, actual Secretaría de Estado. Para la ejecución de la Ley se promulgó el Reglamento 1889 de 1980.
Esta Ley fue derogada con la entrada en vigor de la Ley 11-92 que aprobó el Código Tributario, concretamente en su artículo 401. No obstante, el artículo 394 mantuvo vigentes, por determinado período, las exenciones a los proyectos que ya habían sido aprobados por el Directorio de Desarrollo Turístico, prohibiéndose la otorgación de nuevas exoneraciones, salvo las que se pudieran acordar en contratos con el Estado aprobados por el Congreso Nacional.

Decretos sobre Polos Turísticos
Desde que se inició una política nacional activa en materia turística, se vio la necesidad de establecer cuáles eran las zonas cuyos atractivos reunían las condiciones para desarrollar proyectos turísticos viables y que además produjeran efectos positivos en las economías de esas zonas.
En el "Estudio para el Desarrollo Turístico de la República Dominicana" realizado en el año de 1967 se señala por primera vez la importancia de establecer zonas prioritarias o polos turísticos en el país.
En la actualidad, las áreas consideradas como prioritarias para el desarrollo turístico, calificadas como "Polo Turístico", son:
El polo turístico ampliado de la Región Sur (Decreto 322 de 1991) que abarca las provincias de Barahona, Independencia y Pedernales, incluyendo al Lago Enriquillo; El polo turístico Costa Caribe, que va desde Santo Domingo a La Romana; El polo turístico de Puerto Plata o Costa del Ambar (Decreto 2125 de 1972); El polo turístico de la Región Noroeste (Decreto 16 de 1993), que abarca las provincias de Montecristi, Dajabón, Santiago Rodríguez y Valverde, salvo el Parque Nacional de Montecristi; Macao-Bávaro (Decreto 1256 de 1986); Constanza y Jarabacoa (Decreto 2729 de 1977); Polo turístico de la Península de Samaná; Polo turístico de la Provincia de Peravia (Decreto 177 de 1995).

Para el desarrollo de los Polos Turísticos el Estado puede ejecutar las siguientes acciones:
Realizar obras de infraestructura; Otorgar incentivos; Declarar de utilidad pública inmuebles privados ubicados dentro del futuro proyecto;
Obtener créditos y fondos de instituciones financieras internacionales;
Arrendar o vender terrenos estatales; Autorizar el desvío de calles y la interrupción del tránsito;Evitar las maniobras especulativas en los terrenos de la zona.
Etapa de los años 50: El crecimiento de los arribos turísticos en estos años se imbrica en medida importante con el control que toman las familias mafiosas estadounidenses del juego, la prostitución y el tráfico de drogas. El número de turistas creció desde 166 mil en 1950 hasta 275 mil en 1957, para una tasa anual del 8%. Tanto en la Habana como en Varadero - la principal playa en proceso de desarrollo - se construyeron nuevos hoteles, todos con sus correspondientes casinos y salas de juegos. Con el triunfo de la Revolución a inicios de 1959, se eliminó el juego, la prostitución, el tráfico de droga y se expulsaron los mafiosos.
Debido a que hasta entonces el 90% de los turistas que visitaban Cuba provenían de Estados Unidos su número se contrajo rápidamente. La actividad de turismo internacional prácticamente desapareció durante varios lustros.
Etapa de los 90: Paulatinamente había recomenzado a crecer el flujo de turistas internacionales desde inicios de los años 80.
En la siguiente década, ante las enormes dificultades2 que enfrentaba, el Gobierno cubano decidió pasar a las primeras prioridades de inversión y desarrollo aquellos sectores que con mayor celeridad podrían aportar soluciones. El turismo sobresalió en este propósito, desplegando una alta dinámica.

En el período 1959–1998 (40 años), al Caribe viajaron 112 millones de estadounidenses. Tomando en cuenta que en las últimas décadas se abrieron nuevos polos turísticos caribeños, que implican un grado de competencia mayor, es válido suponer que de no haber existido el bloqueo económico y las prohibiciones, la participación de Cuba en la captación de turistas estadounidenses, eventualmente se habría reducido desde 22- 25% hasta un 15 % en los años más recientes. Partiendo de ese supuesto, debido a las regulaciones leyes y prohibiciones, se puede inferir que durante los cuatro últimos decenios, dejaron de vacacionar en Cuba 25 millones de turistas estadounidenses. Esos 25 millones de turistas que no visitaron Cuba, probablemente habrían gastado en la mayor de las Antillas 14 mil millones de dólares
Que mediante Ley Territorial Nº 338 se regula la actividad de Guía de Turismo en el ámbito provincial, fijando como autoridad de aplicación al organismo oficial de turismo, estableciéndose el régimen de Habilitaciones, Deberes y Obligaciones de los guías, como el de Inspecciones y penalidades.
Que mediante la Ley Provincial Nº 65 que fija el Régimen Turístico Provincial y las misiones y funciones del Instituto Fueguino de Turismo, se establece que tal organismo será la Autoridad de Aplicación del Régimen Turístico Provincial, otorgándole suficiente competencia a los efectos de dictar los reglamentos necesarios para la fiscalización y sanción en la materia.
Que la Ley Provincial Nº 65 otorga en su artículo 21 inciso l) al Instituto Fueguino de Turismo la competencia de organizar e implementar la supervisión, fiscalización y habilitación de todos los servicios turísticos que se presten en la Provincia, estableciendo la capacidad de la Institución para fijar un régimen de contravenciones y sanciones sobre la temática.
Que en el marco de tales potestades, es intención de este organismo, velar por el adecuado desempeño de la función del Guía de Turismo, supervisando con este instrumento el cumplimiento de los deberes y obligaciones de los mismos en la jurisdicción provincial, como así tambiénsu cumplimiento por parte de las empresas de viaje.

La Legislación Ambiental
La República Dominicana está muy interesada en desarrollar al máximo su industria turística, pero sin sacrificar sus recursos naturales en perjuicio del medio ambiente. Esta es una de las razones por las que, para la aprobación de un proyecto turístico, generalmente se exige la elaboración de un estudio sobre su impacto ambiental. Además, en todo proyecto se debe incluir la documentación relativa a sistemas sanitarios, plantas de tratamiento de agua, y retiro de desperdicios sólidos, entre otros requisitos. Algunas normativas en materia de medio ambiente que pueden estar relacionadas con el sector turismo son:
Ley 305 de 1968, que modifica el artículo 49 de la ley 1474 de 1938 sobre vías de comunicación, y que lleva hasta 60 metros la franja marítima. En algunos casos el Poder Ejecutivo ha autorizado y permitido la utilización de parte de esta franja para uso turístico;
Legislación Turística
Ley 6/1994, de 16 de marzo, de ordenación del Turismo.
Orden de 17 de Marzo de 1965 por la que se aprueba la Ordenación Turística de Restaurantes
Decreto 148/1993, de 18 de mayo, por el que amplían los supuestos de reclasificación administrativa de los establecimientos de restauración.
Orden de 18 de Marzo de 1965 por la que se aprueba la Ordenación Turística de Cafeterías
Decreto 41/1981, de 16 de marzo, sobre Ordenación de Campings, en el País Vasco
Decreto 295/1988, de 8 de noviembre, por el que se crea la modalidad de alojamiento turístico- agrícola. (Derogado).
DECRETO 128 /1996, de 28 de mayo por el que se regulan los establecimientos de alojamiento turístico en el medio rural, modificado por el Decreto 210 /1997, de 23 de septiembre.
Decreto 191/1997, de 29 de julio, por el que regulan los apartamentos turísticos, las viviendas turísticas vacacionales, los alojamientos en habitaciones de casas particulares y las casas rurales.
Decreto 102/2001, de 29 de mayo por el que se establece la ordenación de los establecimientos hoteleros (en el documento original por error aparece Decreto 102/2000 cuando tiene que aparecer 102/2001).
Bienes y Servicios.
LA ORGANIZACIÓN DE Los SERVICIOS TURISTICOS
Las negociaciones de la República Dominicana (RD) en el comercio de servicios turísticos se están llevando acabo en estos momentos a nivel global en la OMC, Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (AGCS), a nivel hemisférico en el ALCA, y a nivel regional en la negociación de un Acuerdo de asociación Económica (AAE) con la UE a través de los países de Asia, Caribe y Pacífico (ACP). La RD participa en este foro conjuntamente con los países del CARIFORUM. Esta red organizacional constituye un ambiente complejo del comercio de servicios turísticos en la RD. Esta sección revisa las organizaciones y el estatus del comercio de servicios turísticos.
Servicios turísticos [editar]
Tienen la consideración de servicios turísticos la prestación del:
• Servicio de alojamiento, cuando se facilite hospedaje o estancia a los usuarios de servicios turísticos, con o sin prestación de otros servicios complementarios.
• Servicio de restauración, cuando se proporcione comida para ser consumida en el mismo establecimiento o en instalaciones ajenas.
• Servicio de intermediación en la prestación de cualesquiera servicios turísticos susceptibles de ser demandados por los usuarios de servicios turísticos.
• Servicio de información, cuando se facilite información a los usuarios de servicios turísticos sobre los recursos turísticos, con o sin prestación de otros servicios complementarios.
• Servicio de acogida de eventos congresuales, convenciones o similares.
Servicio de alojamiento [editar]
El servicio de alojamiento en la Republica Argentina se ha incrementado mas con la devaluación de la moneda "peso" en Diciembre de 2001. Esto favoreció notablmente al turismo receptivo del pais. La firma Bs As Digital provee de una amplia oferta de alojamiento hacia el turista, local o extranjero, en toda la Republica Argentina.
Además, [1]apunta a la cultura mediante una completa base de datos sobre atractivos turisticos de la Ciudad de Buenos Aires y datos históricos de la misma.
Servicio de restauración
Servicios de intermediación
Información turistica
La información turistica es el conjunto de servicios que se ofrecen al turista con el objetivo de informarle, orientarle, facilitarle y atenderle durante su viaje o estancia vacacional en oficinas de información turística través de informadores turísticos o a través de guías, intérpretes, correos de turismo, acompañantes de grupo, videotex, etc. La definición incluye aquellos servicios públicos dependientes por regla general de organismos públicos o instituciones que tienen como misión informar facilitar y orientar al turista durante su estancia vacacional o viajes facilitando gratuitamente información.
Bienes
Los bienes económicos o escasos, por oposición a los bienes libres, son aquellos que se adquieren en el mercado pagando por ello un precio. Es decir, bienes materiales e inmateriales que poseen valor económico y por ende susceptible de ser valuados en términos monetarios. En este sentido, el término bien es utilizado para nombrar cosas que son útiles a quienes las usan o poseen. En el ámbito del mercado, los bienes son cosas y mercancías que se intercambian y que tienen alguna demanda por parte de personas u organizaciones que consideran que reciben un beneficio al obtenerlos.
HOTELERIA
Son empresas proveedoras de los servicios de alojamiento. Estas empresas se dedican de manera profesional y habitual, mediante una contraprestación económica, a ofrecer servicio de hospedaje de forma temporal con/sin pensión alimenticia.
Los establecimientos hoteleros se dividen en:
• Hoteles: establecimientos que ofreciendo alojamiento con/sin comedor y otros servicios complementarios, ocupan la totalidad de uno o varios edificios (o una parte independizada de ellos) constituyendo sus dependencias todo un homogéneo con accesos, escaleras y ascensores de uso exclusivo y que reúna los requisitos técnicos mínimos para cada categoría. Se clasifican en 1, 2, 3, 4 y 5 estrellas.
• Pensiones: establecimientos que ofreciendo alojamiento con/sin comedor y otros servicios complementarios, tengan una estructura y características que les impida alcanzar los requisitos y condiciones exigidas en los hoteles. Se clasifican en 1,2 y 3 estrellas.
Otros establecimintos destinados al alojamiento turistico son:
• Apartamentos turísticos: son bloques de apartamentos, casas, bungalows y demás edificaciones similares que, disponiendo de las necesarias instalaciones y servicios. Se clasifican por categorías en 1, 2, 3 y 4 llaves
Oferta de bienes y servicios turísticos
La oferta turística esta formada por los bienes y servicios que los empresarios de este sector están dispuestos a vender a determinados precios. Podemos clasificarla en oferta básica y oferta complementaria.

La oferta básica esta formada por:
• Servicios de intermediación
o Agencias de viaje
o Tour Operadores
• Servicios de alojamiento
o Hoteles
o Camping
o Ciudades de vacaciones
o Apartamentos turísticos
o Turismo rural
• Servicios de transporte
o Compañías aéreas tradicionales
o Compañías aéreas de bajo coste
o Tren
SECTOR PÚBLICO
Sector público, empresas públicas, administraciones y organismos que dependen del Estado en una economía nacional. La actividad económica del sector público abarca todas aquellas actividades que el Estado (Administración local y central) y sus empresas poseen o controlan.
El papel y el volumen del sector público dependen en gran medida de lo que en cada momento se considera interés público; ello requiere definir con antelación el ámbito de ese interés general. Lo normal es que el sector público constituya un elevado porcentaje de la economía de un país e influya sobre la actividad económica global.
1ER. POLO TURISTICO: ”COSTA CARIBE”
Fue el primer polo a desarrollarse, creado mediante el decreto no.3133 de 1973 y comprende el territorio formado por Santo Domingo, La Caleta, Boca Chica, Juan Dolio, San Pedro de Macorís hasta el Río Higuamo y La Romana.
Santo Domingo :
A la capital se accede desde el aeropuerto de las américas, de unos 20 kms de largo, paralela a la linea de la costa y jalonada de palmeras. Al final, el puente Mella atraviesa el río ozama, luego se gira hacia la izquierda y se llega al centro del casco antiguo, el cual ha ganado en encanto gracias a las importantes labores de renovación acometidas para la celebración del Quinto Centenario del descubrimiento. Iniciativas tanto estatales como privadas se han encargado de que una serie de fachadas resplandezcan recién pintadas con colores suaves.
La caleta : Boca Chica: San Pedro de Macorís: Juan Dolio: La Romana:
2DO POLO TURÍSTICO: “COSTA AMBAR O PUERTO PLATA”.
En el año de 1972 se dictó el decreto 2125 que declara como demarcación turística prioritaria al este polo. El mismo comprende toda la costa norte de la república, desde punta Rusia en el extremo noroeste, La Isabela, Luperón, Playa Cofresí, Long Beach, Puerto Plata, Sosúa, Cabarete, Río San Juan y Cabrera en el extremo noreste. Es el polo turístico de más rápido crecimiento y desarrollo.
La Isabela: Luperón: Puerto Plata: Sosúa: Cabarete: Rio San Juan: Bahia Luperón: Costambar: Playa Dorada:
POLO TURISTICO NO.3, PUNTA CANA MACAO O “COSTA ESTE”
Situado en la región este del país, limita al norte con el Océano Atlántico; al sur, una línea paralela a la costa a una distancia de cinco kilómetros;al este, con el Río Yaguada, cercano a Miches; y al oeste, por la población de Juanillo y una línea Este-Oeste franco. Esta zona posee los mejores mejores recursos playeros de la isla, comprendido des de el parque nacional Los Haitices hasta el parque nacional del Este; con más de 64 kms de playas de finas y blancas arenas.
Punta Cana: Playa Juanillo: Bávaro:
POLO TURÍSTICO NO. 4 JARABACOA - CONSTANZA
Polo en el cual se desarrolla el ecoturismo, creado por los decretos nos. 1157 2729 del 2 de septiembre de 1977. Lo componen los municipios de jarabacoa y constanza. Dispone de centros vacacionales adecuados para ermitaños y excursionistas que gusten de explorar y caminar a pie o a caballo. Es la única región turística del país que no posee playa.
POLO TURISTICO NO.5, SAMANA- LAS TERRENAS
Polo ubicado en la bahía de Samaná y las terrenas, posee una gran infraestructura y un potencial turístico aún inexplorado. Su cercanía con la zona turística de Macao- Punta Cana han retrasado su desarrollo, pero las proyecciones turísticas para la presente década le auguran, sin embargo, un crecimiento sostenido.
Samaná:
Siempre ha atraído visitantes, no solamente por sus bellas playas de arena clara y sombreadas en sus orillas por cientos de cocoteros, sino por su posición estratégica en la geografía caribeña.
Cayo levantado: Las Terrenas:
POLO TURISTICO NO.6, BARAHONA-ENRIQUILLO-PEDERNALES.
Este polo se encuentra en vías de desarrollo, y posee un lento crecimiento debido a que su infraestructura es de reciente realización. Está comprendido desde la Bahía de Barahona hasta el municipio de Enriquillo.
POLO TURISTICO NO.7 MONTECRISTI - PEPILLO SALCEDO
Creado bajo el decreto 16-93. Se extiende desde la costa de Montecristi hasta Pepillo Salcedo, zona norte del país. Este es un polo de personajes de coraje e historia. En Montecristi se encuentra como atractivo la casa del libertador Máximo Gómez, casa donde se dio el encuentro con el prócer cubano José Martí, la cual se ha convertido en un museo.
POLO TURISTICO NO. 8 BANI.
Creado por decreto en el mes de septiembre de 1995. Localizado a unos 58 Kilómetros de Santo Domingo. Posee la Bahía de las Calderas que es un área turística capaz de convertirse en un lugar que pueda satisfacer las necesidades del turismo basado en las exigencias de buenas playas, sol radiante y un clima agradable . Además es una importante base naval resguardada por la conformación cerrada de la península. Dentro de su inventario turístico podemos destacar además Las Dunas, que son las únicas montañas de arena que se puede encontrar en todo el Caribe.

Fueron los servicios de comercio, construcción, turismo y telecomunicaciones, así como
las industrias de las zonas francas, los motores del crecimiento de las últimas décadas,
aportando, en conjunto, el 60% del mismo. De manera particular, el turismo tuvo un
ritmo vertiginoso de crecimiento que multiplicó por ocho el número de visitantes
recibidos entre 1980 y 20000. Esto ha determinado que hoy el país tenga 120 grandes
hoteles y complejos turísticos, localizados en ocho grandes zonas que reciben más de
tres millones de turistas por año.
Sin embargo, el modelo económico de crecimiento que hemos privilegiado no nos ha
permitido aprovechar plenamente las oportunidades de desarrollo. La verdad es que
arrastramos una deuda social considerable que se manifiesta en grandes desigualdades
sociales, en altos índices de pobreza, al tiempo que se han generado debilidades
El número de visitantes a los 10 polos turísticas en que se divide el destino dominicano se multiplicó por ocho entre 1980 y 2000. En 2004, el país recibió 3,842,521 visitantes por la vía aérea. Del total, 1,296,320 llegaron de Europa y 335,975 de Estados Unidos. Otros 58,468 provinieron de América del Sur. Estos son los mercados más importantes para el país, que tiene en sus más de 500 millas de playas de primera calidad su mayor atractivo.
No obstante, a tono con las demandas del mercado, el destino dominicano ha multiplicado en los últimos 10 años sus campos de golf –ya cuenta con 22 campos de golf – y ofrece la posibilidad de disfrutar de rutas ecoturísticas que incluyen gran parte de su parques naturales, enclavados en 9,378,20 km2 de áreas protegidas. . Otra relevante oferta turística es la ciudad de Santo Domingo o Cuna del Nuevo Mundo, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1990, la cual ostenta como parte de sus principales atractivos numerosas primacías de América.
La participación de la inversión extranjera ha sido fundamental para el desarrollo del sector. Dentro de la inversión total, alcanzó un 24.7% promedio anual durante el quinquenio 1995-2000. En el año 1995 la inversión extranjera destinada al turismo alcanzó un total de US$111.2, y se elevó a US$312.2 en 1998, mientras que en el año 1999 sumó US$296.9 millones registrando un porcentaje de 22.2% de la inversión extranjera total, lo que ha evidenciado año tras año la fuerte presencia del capital extranjero en la conformación de la oferta hotelera en el país. En 2000 y 2001, la inversión foránea en el sector sumó US$73.7 y US$167.1, respectivamente, mientras que en 2002 alcanzó US$196.1.en 2003 llegó a US$259.8 y en 2004 fue de US$119

El Sector Privado Dentro del Turismo
Inversión Nacional y Extranjera

Hasta principios de los años 60 el sector público controlaba casi la totalidad del escaso mercado turístico.

El Estado era el propietario de la mayor parte de los hoteles que había en el país. encontrándose éstos bajo el control de la Secretaría de Estado de Industria y Comercio.
Posteriormente, mediante el Decreto 30 de 1963, la administración de estos hoteles pasó a la Dirección Nacional de Turismo, que la otorgó a la Corporación de Fomento de la Industria Turística, de acuerdo con el Decreto 2330 de 1972.

Los beneficios de las leyes de promoción, así como la creación de polos turísticos y el otorgamiento de créditos incidirán en el surgimiento de proyectos turísticos de capital privado.
El incentivo a la inversión extranjera en esta industria, declarada de prioridad, va a producir excelentes resultados.

Sus iniciativas

Al Sector Privado le ha tocado el importante papel de complementar la labor realizada por el Estado en el afianzamiento del potencial turístico de la República Dominicana, para lo que ha tenido iniciativas en áreas tan distintas como la realización de obras de infraestructura y de promoción en el extranjero.

Construcción de Infraestructura

Aunque esta labor ha sido realizada casi en su totalidad por el sector público, se han dado casos en los que el sector privado ha participado en dichas obras.

Por lo general estos casos se dan en contratos por los que el Estado vende alguna parcela o terreno de su propiedad a una empresa privada para que ésta desarrolle un proyecto turístico. A cambio de conseguir esa propiedad a un buen precio, la empresa se compromete a realizar obras de infraestructura que la benefician a ella y a la comunidad más próxima al proyecto. Estas obras de infraestructura pueden ser: mejorar las condiciones de la playa, realizar obras de dragado, realizar aportes al Estado para la mejora del sistema de alcantarillado sanitario y pluvial, traer nuevas líneas eléctricas, y otras más.

La promoción Internacional Privada

El objetivo principal es el mercado exterior, aunque durante la temporada de baja afluencia turística se realizan ofertas promociónales destinadas al mercado dominicano.